asignatura "problemas psicosociales en chile", universidad alberto hurtado

asignatura "problemas psicosociales en chile", universidad alberto hurtado

jueves, 25 de septiembre de 2008

La contaminación ambiental desde sus inicios




Para avanzar en áreas económicas como país y para dar mas trabajos debido a la población que está en aumento, también van avanzando las tecnologías, quienes nos hacen mas fácil la vida, hacen todo mas rápido y eficaz para la vida humana, pero no todo es tan perfecto como suena, ya que hay un gran problema que atenta contra nosotros mismos, quien mejor para atentar contra la humanidad que nosotros mismos ya que el daño que le hacemos a nuestro medio ambiente nos daña directamente a nosotros y a nuestras familias y amigos. Chile desde 1980 ha tenido un rápido crecimiento económico (http://www.historiaecologica.cl/age1.htm), y con ello se han visto reflejado en impactos ambientales, y generando problemas en la vida de las personas sin discriminación.

En los últimos 20 años los niveles de contaminación han crecido de una manera alarmante, y todo desemboca en la calidad de vida de los chilenos que viven en ambientes contaminados. En un comienzo nadie pensó que el mundo quedaría tal y como está ahora, con el aire tan contaminado de esmog, las aguas con olores y contaminantes , o las calles que están llenas de basura en todas partes, que ya casi es imposible mirar sin ver alguno de estos aspectos que no invadan nuestro medio ambiente, al comienzo a los que menos les importaba generar desperdicios era a los de clase alta, ya que a ellos nunca las generó ningún problema la contaminación que había en el mundo, y como tenían medios para alejarse de la basura que sería en lugares mas pobres, con el tiempo se juntó todo ello y no dejó a nadie excluido de sufrir tal como decía Freenberg:


“Lo que molesta al rico es la cuestión de los recursos, lo que molesta al pobre es la cuestión de los desperdicios (…) quizás no sorprenda que a quienes más interese el problema del agotamiento sea a aquellas naciones ricas y estratos sociales prósperos que consumen desproporcionadas cantidades de recursos. Por otra parte, los interesados fundamentalmente por las tecnologías contaminantes se muestran muy preocupados por el agotamiento de los “vertederos de desperdicios”, que estaría también cerniéndose sobre nosotros. Nuevamente es de prever que sea el pobre, que desea beneficiarse del crecimiento económico pero que al mismo tiempo no puede escapar fácilmente a los quebrantos de la salud y a la polución con que ahora va asociado aquél, el mas atraído por las teorías que critican no el crecimiento per se sino las consecuencias imprevistas del mismo.”

Si se ve desde este modo claro que tiene razón, ya que la gente no le importa su alrededor si está bien, pero la gravedad es tal que todos hemos sido remecidos por lo que le hemos provocado a nuestro medio ambiente, comenzando de a poco con instituciones como las que existen actualmente como green peace chile, Conama, etc.

Menos mal que nos hemos dado cuenta de los errores que estábamos cometiendo, aunque tampoco lo hacemos “por el bien de la naturaleza”, si no que lo hacemos por nosotros mismos, es tal el egoísmo, que si esto non nos afectara directamente tan solo nos sentaríamos a echar mas a perder aquello que al igual que los humanos merece respeto y cuidado.


Aparte de todo esto hay que pensar que en el pasado las tecnologías solo buscaban producir en serie y todo ello indiscriminadamente afectaba el medio ambiente, y no se pensaban en maneras de reducir la contaminación que emanaba de estas nuevas herramientas facilitadotas para la vivencia humana.


Gracias a los sociólogos antiguos y sus diferentes teorías hoy podemos gozar de un avance en temas ambientales ya que si no se hubiese pensado la contaminación ambiental como un tema social, nada habríamos avanzado en el cuidado de este, no existirían entidades protectoras de la naturaleza quizá solo visto como un hobbie, ya que si algo no nos afecta personalmente, no hacemos nada:

“Durkheim daba importancia al análisis de los “hechos sociales” o de la estructura de la sociedad (estructuralismo). En sus estudios, hace una distinción entre el mundo de lo social, por una parte, y los mundos psíquico, biológico y mineral, por otra, pero también consideraba que la sociedad es un fenómeno de la naturaleza, lo que permite pensar que la naturaleza es un ente aparte de la sociedad y una condición previa de su existencia, por lo que queda fuera del ámbito de los estudios sociológicos. Esto significa que Durkheim no consideraba que el medio ambiente fuera un producto social (Woodgate, 2000). A diferencia de Durkheim, Weber consideraba que la sociedad no era un objeto de estudio, y prefería centrar sus investigaciones sociológicas en la acción social. A su juicio, la sociedad era la suma de las acciones sociales, enfoque que se define como “constructivismo”. De acuerdo a la sociología weberiana, el medio ambiente no se considera una estructura determinante (Woodgate, 2000). Marx consideraba que la sociedad era un sistema de relaciones sociales y daba particular importancia a la existente en el proceso de producción. Ésta supone una relación entre los seres humanos y la naturaleza, pero para Marx ésta era de carácter estático y no propulsaba cambios en los sistemas (Woodgate, 2000).” (Daniela Simioni, 2003).


Referencias:

- Historia Ambiental: modernización económica y conflictos ambientales en Chile 1980-2000 extraído el día 24 de septiembre del 2008 desde http://www.historiaecologica.cl/age1.htm

- Freenberg Andrew (1979). Más allá de las teorías de la supervivencia. El debate ecológico. : Tecnos S.A. (p.34)

- Simioni, D (2003), contaminación atmosférica y conciencia ciudadana. Extraído el día 25 de septiembre del 2008 desde http://www.eclac.org/publicaciones/xml/0/12530/lcg2201p_e.pdf

1 comentario:

Pablo Andrés Ugarte dijo...

Hay datos en tus intervenciones que serían importante respaldar (ej: hace 20 años, nuestro país "tenía" o "era").
De esta manera, tus comentarios salen de lo coloquial y se enmarcan en el área de lo académico.
Sin embargo, el grueso de tu intervención es buena y pertinente.