asignatura "problemas psicosociales en chile", universidad alberto hurtado

asignatura "problemas psicosociales en chile", universidad alberto hurtado

jueves, 25 de septiembre de 2008

¿Qué se pretende hacer con la prostitución?



La comercialización sexual en Chile, como así lo exponemos, no es un tema que este resuelto por completo, no sabemos si lo que se pretende a futuro es su completa erradicación o si por otra parte debe considerarse como un oficio más que debe ser regularizado, pero a su vez, aceptado como tal.

Existiendo dos distintas formas de prostitución por decirlo de alguna forma, por una parte se encuentra la “prostitución libre”, que refiere a la elección voluntaria de quien la ejerce, en donde la mujer entró y continúa en este rubro por decisión propia, sin la dominación de nadie. Pero por otro lado esta lo que llamaríamos “prostitución forzada”, en donde la mujer no ejerce por voluntad propia, sino que es obligada hacerlo por una tercera persona quien es que la manda. Lo que sucede muchas veces con aquellas jovencitas que al no tener dinero en su hogar, la familia la obliga a ejercer la prostitución para así dar sustento económico.
Siendo este último aspecto el que está controlado por la jurisdicción chilena, más aún al tratarse de menores de edad o la trata de blanca, por considerarse una violación hacia la persona además de denigrarla en sí.

Por ende se ve que existe penalización en cuanto a la “prostitución forzada”, pero ¿qué sucede con la “prostitución libre”? ¿debe ser penalizada? porque si bien la prostitución en sí es un delito, al cumplir con los controles de sanidad y que estos se encuentren al día, no se puede hacer nada más allá de simple prejuicios morales por parte de los ciudadanos.



El problema está en que no se sabe si lo que se debe hacer es la erradicación o si tiene que ser una profesión que debe regularizarse, porque dejando todo aspecto moral y ético de lado ¿qué sucede aquí? ¿la “prostitución libre” debe ser ejercida, pero más aún aceptada como tal, por el mismo hecho de ser un oficio como “cualquier otro” en donde hay una libre elección por parte de su ejecución, y en cierta forma si se siguen los parámetros sanitarios y de salud no se esta dañando a nadie?

“Frente a esta polémica las agrupaciones de mujeres del mundo entero aparecen divididas en dos bandos: las que quieren erradicar la prostitución —como la Coalición no gubernamental contra la Trata de Mujeres—, y los grupos, radicados principalmente en el Reino Unido, los Países Bajos y Estados Unidos, que consideran a las prostitutas “trabajadoras del sexo” y defienden sus derechos.” (Amy Otchet extraído el día 24 de Septiembre del 2008 desde http://www.unesco.org/courier/1998_12/sp/ethique/txt1.htm#e1 )

Porque si lo vemos en este sentido, la discusión en cuanto a la “prostitución libre” no radica en el posible daño hacia otras personas o de alguna forma perjudicial para la vida en sí. Lo que está en discusión o más bien lo que estaría como trasfondo de ella sería el aspecto ético y moral, siendo una situación mucho más difícil de abarcar y más aún de llegar a consenso por las distintas opiniones y valoraciones que tiene cada persona en particular. Lo que posiblemente es lo que genera más controversia a la hora de tomar una decisión legal y jurídica con respecto al tema, ya que por una parte se el comercio del cuerpo como algo denigrante, pero por otra se apela a la libertad de cada persona en cuanto a elección de si misma. Hecho que sigue y al parecer seguirá llevando polémica y distintos debates.

1 comentario:

Pablo Andrés Ugarte dijo...

Hay imprecisiones respecto a la idea que no hay riesgo en la prostitución libre. Hay campañas gubernamentales en torno al control y sanidad de las prostitutas.
Faltan datos y autores que avalen tu postura.